1. ¿Quieres apoyar a nuestro foro haciendo una donación ? Entra aquí

Aprendiendo a Debatir... Pensamiento Critico

Tema en 'Politica & Debates' comenzado por Virtuajats, 14 de Diciembre de 2006.

Estado del tema:
No está abierto para más respuestas.
  1. Virtuajats Legionario

    Fecha Ingreso:
    6 de Agosto de 2005
    Mensajes:
    13.622
    El Aporte:
    5.528
    VaginaPilin:
    Macho
    Foquimoney:
    $15.935
    Bueno, con el motivo de promover debates constructivos les presento aquí un texto acerca del Pensamiento Critico, que me facilitó un "profe buena onda". Contiene lo que a mi juicio uno debiera empeñarse en cumplir para poder participar pacíficamente y de forma constructiva en un foro de debate:

    ***************************************************************************************
    PENSAMIENTO CRITICO

    ¿Que debo evitar?: Vicios Intelectuales

    Hay ciertos vicios intelectuales de ocurrencia común que explican bastante bien porqué muchas veces no vemos las cosas como son:

    1. Memoria intelectual: tendencia natural a olvidar evidencia e información que no sustenta nuestro pensar, y a recordar sólo aquella que sí lo hace. ¿Cuántas veces preferimos olvidar aquella información que nos resulta incómoda?

    2. Miopía intelectual: tendencia natural a pensar la realidad sólo desde un pequeño punto de vista (el nuestro). Pues claro, todos los demás están equivocados, mi punto de vista es el único válido, verdadero y correcto, simplemente porque es mío, me gusta y me acomoda.

    3. Infalibilidad intelectual: tendencia natural a pensar que nuestras creencias y valores son verdaderos porque creemos en ellos. ¿Alguna vez me he dado el trabajo de averiguar en detalle en qué consisten los valores y principios que inspiran mi vida? ¿De dónde vienen? ¿Cuál es su fuente? ¿Me consta que esa fuente es correcta y que, así, los valores y principios que recibí de ella también? ¿No existe la remota posibilidad de que aquello en lo que creo no sea correcto? ¿Cómo estoy tan seguro?

    4. Superioridad intelectual: tendencia natural a sentirse superior a la luz de la confianza de poseer toda la verdad. Así, todos los demás están equivocados; a mí me basta la seguridad de estar en lo correcto. ¿Y cómo sé que estoy en lo correcto? ¿En qué me baso? ¿Cuál es la evidencia que sustenta mi forma de pensar?

    5. Sobre-simplificación intelectual: tendencia natural a ignorar complicaciones reales e importantes del mundo, cuando la consideración de dichas complicaciones requeriría que cambiáramos nuestras creencias o valores. ¡Obvio! Si me encuentro con una doctrina o ciencia rigurosa que me demuestra, más allá de toda duda, que lo que considero correcto más bien es un error, prefiero no complicarme y mirar para el lado…

    6. Ceguera intelectual: tendencia natural a no ver hechos y evidencia que contradicen nuestras creencias o valores. Así, al escuchar a ciertas personas o instituciones que dicen lo contrario a lo que pienso o hago, prefiero no ver ni escuchar nada de lo que dicen; lo boto a la basura de inmediato. ¿Y si hubiera algo de verdad en ello?

    ¿Qué debo tener?: Disposiciones Intelectuales

    1. Humildad intelectual: conciencia de la limitación del propio conocimiento y capacidad; conciencia de los propios prejuicios, pasiones y de la carga emotiva que afectan nuestros raciocinios. Es cierto, no sé todo, ni puedo saberlo. Además, en aquello que sé influyen ciertos prejuicios (esa institución o esas personas no me caen bien…); me gusta tanto lo que hago que prefiero considerarlo bueno (porque no me sentiría bien haciendo con gusto algo que sé que es malo); mi experiencia me hace ver las cosas de una forma determinada, aunque reconozco que mi experiencia no es la misma de todas las personas y, ni aunque lo fuera, es por sí misma el modelo de la realidad.

    2. Valentía intelectual: encarar derechamente ideas, valores y creencias que consideramos negativos y que no hemos analizado rigurosamente. Reconocer la posibilidad de que ideas consideradas peligrosas o ridículas puedan ser racionalmente justificables, y reconocer la posibilidad cierta de que nuestras creencias y conclusiones pueden ser falsas o erróneas. Si es posible que esté equivocado, ¿por qué no darme el tiempo de leer, analizar, aprender qué dicen los que piensan distinto? ¿Cómo sé que están equivocados si nunca he estudiado a fondo lo que dicen ni por qué lo dicen? ¿Qué pierdo con hacerme la pregunta?

    3. Empatía intelectual: ponerse en el lugar del otro para tratar de entender honestamente al contrario, considerando sus razones incluso como premisas de nuestros raciocinios. Es la única manera de entender porqué ellos piensan así; no simplemente “poniéndome en su lugar”, sino pensando tal como ellos lo hacen (para lo cual, necesariamente, debo conocer cómo piensan).

    4. Integridad intelectual: ser honestos con nuestro pensamiento, exigiendo de nosotros la misma rigurosidad lógica que exigimos del contrario, reconociendo nuestros errores e inconsistencias. Es fácil exigirle a los demás que den buenas razones sobre aquello que opinan, y sin escucharlos pontificar que están equivocados. Pues bien, mejor sería exigirme a mí esa rigurosidad mental, y luego a los demás.

    5. Perseverancia intelectual: conservar y usar principios racionales en todo momento, sin recurrir a dificultades u obstáculos irracionales o caprichosos que se opongan a otros; luchar contra la duda y la confusión por el tiempo necesario para lograr mejor entendimiento. Lo más fácil, ante la discrepancia, es calificar a los otros como equivocados y punto. Muchas veces, la manera de llegar a esto es rápida: basta con atacarlos personalmente. Así, no sólo están equivocados, sino que además son tontos. De esta forma me evito la demora y la incomodidad de discutir. ¿No convendrá intentar el acuerdo, evitando las descalificaciones, analizando cada razón en su mérito?

    6. Consistencia intelectual: tratar todo punto de vista con la misma rigurosidad lógico científica, sea de quien sea, venga de donde venga. A veces ni siquiera escucho lo que dice tal o cual; siempre están equivocados. ¿Cómo lo se? ¿En qué baso tal conclusión? Si no estoy seguro de estar en lo correcto, ¿no convendrá al menos dar la oportunidad a los otros y escucharlos con atención, analizando sus razones en detalle antes de desecharlas sin más? ¿no convendrá darme la oportunidad de llegar a la verdad, o a más verdad, a partir de la apertura razonable a toda opinión, y precisamente a aquellas que menos me gustan? ¿Cómo puedo decir que no me ¡gusta lo que no conozco o no entiendo?

    ***************************************************************

    Si tratan de apegarse a estas reglas les aseguro que estarán más cerca de la verdad, y podrán incluso estar de acuerdo con antronianos que "piensen distinto".

    Salu2
     
    A Mc_Yo, Lammers, EliasKonvikian y 35 otros les gusta esto.
  2. Antronio ElAntro.cl

    loading...
Estado del tema:
No está abierto para más respuestas.

Comparte esta página

Cargando...