• ¿Quieres apoyar a nuestro foro haciendo una donación?, entra aquí.

Exterminio de Plagas, Coronavirus: La pandemia del COVID-19

fikiuclonn

Saco de Huevas
Registrado
2020/05/13
Mensajes
57

fikiuclonn

Saco de Huevas
Registrado
2020/05/13
Mensajes
57
Se acostumbraron a estirar la mano y recibir algo ya sea comida, plata o droga sin dar nada a cambio. Todos los pobres latinoamericanos son iguales, no se si tiene que ver con el indigenismo o algo similar pero todos están cortados con la misma tijera. Hay excepciones, de vez en cuando hay un niño que sale adelante y todos conocemos un caso similar visto en la televisión. Al propio país le da miedo meterse a las poblaciones, es otro mundo y parece estar condenado a ignorarlo y repartir el dinero a los monitos de las villas para que no salgan hacer desorden.
Y en los países de orientación socialista es peor la cosa, de hecho yendo a Europa te llama mucho la atención las largas filas que hacen los zánganos para que les den los bonitos del gobierno español, por desempleo y cosas así, para luego irse a un sucucho madrileño a tomar estrellas damm. Todo lo anterior con la plata de los impuestos de los que se sacan la cresta trabajando.
 
Registrado
2019/05/06
Mensajes
1.880
En la mañana en un matinal del mega entrevistaban a unas señoras que protestaban, le preguntaron a una sus problemas y la mujer se quebró, dijo que ella no quería ayuda para ella sino para su madre que estaba en situación de calle, decia que ella no la podía tener porque ella tambien era allegada y tampoco tenia los recursos para ayudar a su madre, la mina estaba totalmente destrozada, se le notaba, y cuando le pusieron el micrófono a su mamá para que hablara con cuea se le entendia, estaba totalmente atrapada, se notaba que se habia pegado unos pipazos recién, ahi entendí el porque estaba en situacion de calle.
 

BZ24

Bosta
Registrado
2018/12/29
Mensajes
578
Ya estamos el 22 de mayo, cuantos de los 160 malls han abierto? Jajajajaj




Y porque necesitariamos imprimir billetes si supuestamente somos la mejor economia de la region, y Peru, Argentina, Bolivia no han tenido mayores problemas con su cuarentena?
Nunca dije que había que imprimir billetes :blink-80:
 
Registrado
2010/05/22
Mensajes
12.585
Darle cajas de alimentos a los cumas es calcado a lo que hacía Chavismo con las cajas Clap. De aquí en adelante, no le volverán a quitar las cajas nunca más, ya que según ellos, será un "derecho". Las campañas de políticos mamertos las prometerán como una política permanente.

Sonará cruel, pero la gente pobre se mal-acostumbrará a esto, preferirán la caja a conseguir un trabajo decente en el futuro.
 
Registrado
2020/04/25
Mensajes
440
Ahora que estan hablando de individualismo, lo mismo por aca

El otro dia en el grupo de wsp del barrio hablaban de hacer cajitas para llevarles a los mas "necesitados"

Sinceramente no toy ni al lao en dar ni siquiera un tarro de salmon san jose a las poblaciones culias, ya con que les den las casas gratis, les subvencionen la luz y el agua, les den bonos, no paguen por jardines, colegios y ninguna puta wea , tendran los chuchasumadres, o tambien la gente que salio de esos mismos barrios tenemos que fomentarles la flojera y falta de volundad?

Por la cabeza del pico todos esos csm, mas encima son desagradecidos, y para rematar la mayoria zurdos por descarte sentimental

Primero mi familia, segundo, tercero, cuarto y quinto

Se acabo de sentir lastima por esta gente culia
¿Salmón San José?, ni el tuja @impedanci se atrevería a tanto.
 
Registrado
2020/05/13
Mensajes
65
SOBRE TRAZABILIDAD DE CASOS DE COVID-19
Dr. Juan Carlos Said: “No hay un trabajo consistente, sistemático y masivo, y eso puede hacer toda la diferencia en el número de contagios”
Por Camilo Espinoza
17 de Mayo, 2020

Si bien el debate ha sido capturado por el eventual colapso de los centros asistenciales, la falta de camas y la urgencia de los ventiladores mecánicos, para el médico internista Juan Carlos Said las respuestas a la crisis están en la estrategia misma del Gobierno. En conversación con The Clinic, el especialista plantea cómo en Chile no se ha cumplido con el ABC base para el control de epidemias, apunta a las deficiencias en la trazabilidad de los casos y la falta de transparencia en las cifras sobre aislamiento de enfermos. “Sin eso, vas a tener continuamente brotes que se van a salir de control”, subraya.

En su cuenta de Twitter, el dr. Juan Carlos Said pareciera que libra una batalla personal para frenar el avance del coronavirus en el país. Para el médico internista y magíster en salud pública del Imperial College de Londres, no basta con tener las cifras más altas de testeos del continente, si el aislamiento de los enfermos es sin supervisión y si tampoco hay un seguimiento efectivo de los contactos que tuvo cada caso confirmado.
Según la Organización Mundial de la Salud, este monitoreo se conoce como trazabilidad y en la Fase 4 de la epidemia consiste en estudios epidemiológicos sobre la base de las personas contactadas por cada enfermo. Hasta ahora, el Ministerio de Salud los identifica como “casos secundarios”, aunque durante esta jornada el ministro Jaime Mañalich dio luces de una nueva definición de “caso confirmado”, incluyendo a aquellos contactos que presentan síntomas respiratorios sin necesidad de hacer PCR.


¿Por qué es tan importante la trazabilidad a la hora de elaborar una estrategia para enfrentar el Covid-19 y por qué cree que Chile está fallando?

-El ABC para controlar la epidemia es diagnosticar, trazar y aislar. Pero Chile sólo se ha enfocado en diagnosticar. Efectivamente hemos aumentado los exámenes de PCR, hay un esfuerzo del Gobierno, eso está bien. Pero estamos fallando en la demora en la entrega de los resultados. Cada contacto hay que ubicarlo rápido, porque cada hora o cada día que se pierde son minutos preciosos, donde ese contacto puede contagiar a más personas. No da lo mismo entregar resultados en cuatro o cinco días. Todos esos días que se pierden son contactos que todavía no se han aislado. Todavía hay enfermos que no saben que están contagiados y su vida la siguen haciendo sin estar tan preocupados.

¿Cómo ha funcionado la trazabilidad en otros países?
-En Wuhan, para siete millones de habitantes, habían nueve mil personas trazando, haciendo llamadas telefónicas para seguir el contacto de los contagiados. En Chile, ese trabajo lo hacen fundamentalmente 50 personas en la Subsecretaría de Salud Pública*. Inglaterra tiene una población de 60 millones de habitantes y van a contratar a 18 mil personas para hacer seguimiento, para que te des cuenta de las proporciones que estamos hablando. En Boston, en el estado de Massachusetts, contrataron mil personas. Esas cifras demuestran la importancia que le dan en otros países del mundo a este tema y eso se traduce que no estamos aislando pronto a los contactos. En los últimos cuatro informes epidemiológicos no se ha reportado cuántos contactos han sido localizados o qué porcentaje de los contactos fue ubicado dentro de las primeras 24 horas. Esos datos no se publican. Hay una opacidad de la información y hay poco personal trabajando en esto.

¿En qué sentido cree que estamos fallando en el aislamiento?

-Solo en uno de los primeros reportes del comité asesor se publicó que el 90% de los pacientes enfermos no estaba haciendo un aislamiento supervisado. Esa cifra no se ha seguido reportando y hoy día no sabemos cuántos enfermos están efectivamente aislados. Esto es clave, sobre todo ahora que la epidemia se ha propagado en sectores muy pobres. A una persona que vive en condiciones de hacinamiento o en una mediagua, decirle que vaya a aislarse a su casa, es un sinsentido sanitario. En todos los países donde se ha logrado un control adecuado se han establecido hoteles sanitarios, como gimnasios, colegios o efectivamente un hotel. Un lugar donde un paciente enfermo puede permanecer 14 días, aislado, en una cama y con un baño, sin contagiar a otras personas. Eso hace toda la diferencia en el control de una epidemia. Después viene tratar, hospitalizar, ventilar.
Patio de urgencias del Hospital San José.

¿Cómo calificaría la estrategia del Ministerio de Salud?
-Yo te diría que estamos teniendo una estrategia río abajo. En salud pública, hablamos de río arriba y río abajo. Imagínate que hay un puente, la gente se está cayendo y en el río se están ahogando personas. Alguien puede decir, vamos y rescatemos a los ahogados. Pero el problema es que el puente está roto y se siguen cayendo personas. ¿Por qué no vamos y reparamos el puente? Nosotros nos hemos enfocado en el río abajo, hemos dicho: ‘ya, salvemos a los ahogados, compremos más ventiladores’, pero esa batalla nunca la vamos a ganar. En el fondo, si no atacamos el problema en su origen, si no reparamos el puente donde se está cayendo gente al río, esto no va a mejorar. ¿Y cómo reparamos ese puente? Ubicando a las personas y aislándolas. Esas dos partes de la estrategia hoy día están fallando.
¿A qué le atribuye que la autoridad no esté considerando esa parte de la estrategia sanitaria? ¿Tiene que ver con el costo? ¿La especialización?

-Yo creo que no es un tema de costo. Para que te hagas una idea, en un call center grande trabajan como 400 personas. Eso es casi 10 veces más las que están trabajando ahora en el Ministerio. No estamos hablando de cosas que son inalcanzables para el país, no es una locura, no es una cosa que no se esté haciendo en el resto del mundo. Esto tiene que hacerse en un rango de miles, no de decenas de personas. Se puede hacer trabajando desde la casa, se puede aumentar el número de personal. Sin embargo, se ha dejado de lado la trazabilidad y la preocupación ha estado todo el tiempo en comprar más ventiladores y camas, lo que está bien, nadie dice que no hay que preocuparse de eso, pero la única forma de volver a la normalidad es que puedas verificar rápido y aislar rápido. Sin eso, vas a tener continuamente brotes que se van a salir de control.

¿Pero por qué cree que no se está considerando esta arista?

No es que el Gobierno no esté haciendo nada, pero creo que la escala del esfuerzo no ha sido la suficiente. Creo que hay una diferencia de la magnitud del esfuerzo. Es cierto que Inglaterra tiene cuatro veces más población que Chile, pero si fuera así, habría contratado sólo a 200 personas. Pero contrataron a 18 mil. No se está desarrollando a la magnitud que se debiera desarrollar.

¿Está de acuerdo con la dra. Siches, quien ayer planteó que hay un problema en “la forma de gobernar” esta pandemia?

-Mira, yo creo que acá lo que ha faltado es potenciar las estrategias básicas. Desde el primer día se dijo que había que aumentar el testeo. Se hizo, pero faltaron las etapas dos y tres: trazar los contactos y aislar. Si uno pregunta cuántos enfermos están efectivamente aislados, no está fácil la respuesta. Eso habla de que no hay un trabajo consistente, sistemático y masivo, y eso puede hacer toda la diferencia en el número de contagios. Los países más exitosos en esto son draconianos. En Corea del Sur no solamente te llaman, revisan dónde compraste con tu tarjeta de crédito, dónde fuiste de acuerdo a las cámaras de seguridad. No estoy diciendo que eso va a ser posible en Chile, pero sí es posible potenciar la trazabilidad con un call center.

Se ha criticado mucho al Gobierno sobre la transparencia de datos. ¿Cuál es su opinión sobre este tema?

-Yo creo que la transparencia no ha sido la adecuada. Basta con decirte que el mejor reporte de la ocupación de camas UCI y de ventiladores en Chile la hace la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva, una asociación gremial de médicos que es privada, y eso es preocupante. Uno debería esperar que las mejores cifras las entregara un reporte del Minsal, pero no es así. Eso habla de poca transparencia, porque el que más maneja información es el ministro, sin embargo, no recibimos una información clara y precisa de él, sino de una asociación gremial de médicos. Eso es bastante decidor


Nos toco la pandemia con el gobierno más incompetente e indolente de la historia.
 
Registrado
2015/02/16
Mensajes
7.986
SOBRE TRAZABILIDAD DE CASOS DE COVID-19
Dr. Juan Carlos Said: “No hay un trabajo consistente, sistemático y masivo, y eso puede hacer toda la diferencia en el número de contagios”
Por Camilo Espinoza
17 de Mayo, 2020

Si bien el debate ha sido capturado por el eventual colapso de los centros asistenciales, la falta de camas y la urgencia de los ventiladores mecánicos, para el médico internista Juan Carlos Said las respuestas a la crisis están en la estrategia misma del Gobierno. En conversación con The Clinic, el especialista plantea cómo en Chile no se ha cumplido con el ABC base para el control de epidemias, apunta a las deficiencias en la trazabilidad de los casos y la falta de transparencia en las cifras sobre aislamiento de enfermos. “Sin eso, vas a tener continuamente brotes que se van a salir de control”, subraya.

En su cuenta de Twitter, el dr. Juan Carlos Said pareciera que libra una batalla personal para frenar el avance del coronavirus en el país. Para el médico internista y magíster en salud pública del Imperial College de Londres, no basta con tener las cifras más altas de testeos del continente, si el aislamiento de los enfermos es sin supervisión y si tampoco hay un seguimiento efectivo de los contactos que tuvo cada caso confirmado.
Según la Organización Mundial de la Salud, este monitoreo se conoce como trazabilidad y en la Fase 4 de la epidemia consiste en estudios epidemiológicos sobre la base de las personas contactadas por cada enfermo. Hasta ahora, el Ministerio de Salud los identifica como “casos secundarios”, aunque durante esta jornada el ministro Jaime Mañalich dio luces de una nueva definición de “caso confirmado”, incluyendo a aquellos contactos que presentan síntomas respiratorios sin necesidad de hacer PCR.


¿Por qué es tan importante la trazabilidad a la hora de elaborar una estrategia para enfrentar el Covid-19 y por qué cree que Chile está fallando?

-El ABC para controlar la epidemia es diagnosticar, trazar y aislar. Pero Chile sólo se ha enfocado en diagnosticar. Efectivamente hemos aumentado los exámenes de PCR, hay un esfuerzo del Gobierno, eso está bien. Pero estamos fallando en la demora en la entrega de los resultados. Cada contacto hay que ubicarlo rápido, porque cada hora o cada día que se pierde son minutos preciosos, donde ese contacto puede contagiar a más personas. No da lo mismo entregar resultados en cuatro o cinco días. Todos esos días que se pierden son contactos que todavía no se han aislado. Todavía hay enfermos que no saben que están contagiados y su vida la siguen haciendo sin estar tan preocupados.

¿Cómo ha funcionado la trazabilidad en otros países?
-En Wuhan, para siete millones de habitantes, habían nueve mil personas trazando, haciendo llamadas telefónicas para seguir el contacto de los contagiados. En Chile, ese trabajo lo hacen fundamentalmente 50 personas en la Subsecretaría de Salud Pública*. Inglaterra tiene una población de 60 millones de habitantes y van a contratar a 18 mil personas para hacer seguimiento, para que te des cuenta de las proporciones que estamos hablando. En Boston, en el estado de Massachusetts, contrataron mil personas. Esas cifras demuestran la importancia que le dan en otros países del mundo a este tema y eso se traduce que no estamos aislando pronto a los contactos. En los últimos cuatro informes epidemiológicos no se ha reportado cuántos contactos han sido localizados o qué porcentaje de los contactos fue ubicado dentro de las primeras 24 horas. Esos datos no se publican. Hay una opacidad de la información y hay poco personal trabajando en esto.

¿En qué sentido cree que estamos fallando en el aislamiento?

-Solo en uno de los primeros reportes del comité asesor se publicó que el 90% de los pacientes enfermos no estaba haciendo un aislamiento supervisado. Esa cifra no se ha seguido reportando y hoy día no sabemos cuántos enfermos están efectivamente aislados. Esto es clave, sobre todo ahora que la epidemia se ha propagado en sectores muy pobres. A una persona que vive en condiciones de hacinamiento o en una mediagua, decirle que vaya a aislarse a su casa, es un sinsentido sanitario. En todos los países donde se ha logrado un control adecuado se han establecido hoteles sanitarios, como gimnasios, colegios o efectivamente un hotel. Un lugar donde un paciente enfermo puede permanecer 14 días, aislado, en una cama y con un baño, sin contagiar a otras personas. Eso hace toda la diferencia en el control de una epidemia. Después viene tratar, hospitalizar, ventilar.
Patio de urgencias del Hospital San José.

¿Cómo calificaría la estrategia del Ministerio de Salud?
-Yo te diría que estamos teniendo una estrategia río abajo. En salud pública, hablamos de río arriba y río abajo. Imagínate que hay un puente, la gente se está cayendo y en el río se están ahogando personas. Alguien puede decir, vamos y rescatemos a los ahogados. Pero el problema es que el puente está roto y se siguen cayendo personas. ¿Por qué no vamos y reparamos el puente? Nosotros nos hemos enfocado en el río abajo, hemos dicho: ‘ya, salvemos a los ahogados, compremos más ventiladores’, pero esa batalla nunca la vamos a ganar. En el fondo, si no atacamos el problema en su origen, si no reparamos el puente donde se está cayendo gente al río, esto no va a mejorar. ¿Y cómo reparamos ese puente? Ubicando a las personas y aislándolas. Esas dos partes de la estrategia hoy día están fallando.
¿A qué le atribuye que la autoridad no esté considerando esa parte de la estrategia sanitaria? ¿Tiene que ver con el costo? ¿La especialización?

-Yo creo que no es un tema de costo. Para que te hagas una idea, en un call center grande trabajan como 400 personas. Eso es casi 10 veces más las que están trabajando ahora en el Ministerio. No estamos hablando de cosas que son inalcanzables para el país, no es una locura, no es una cosa que no se esté haciendo en el resto del mundo. Esto tiene que hacerse en un rango de miles, no de decenas de personas. Se puede hacer trabajando desde la casa, se puede aumentar el número de personal. Sin embargo, se ha dejado de lado la trazabilidad y la preocupación ha estado todo el tiempo en comprar más ventiladores y camas, lo que está bien, nadie dice que no hay que preocuparse de eso, pero la única forma de volver a la normalidad es que puedas verificar rápido y aislar rápido. Sin eso, vas a tener continuamente brotes que se van a salir de control.

¿Pero por qué cree que no se está considerando esta arista?

No es que el Gobierno no esté haciendo nada, pero creo que la escala del esfuerzo no ha sido la suficiente. Creo que hay una diferencia de la magnitud del esfuerzo. Es cierto que Inglaterra tiene cuatro veces más población que Chile, pero si fuera así, habría contratado sólo a 200 personas. Pero contrataron a 18 mil. No se está desarrollando a la magnitud que se debiera desarrollar.

¿Está de acuerdo con la dra. Siches, quien ayer planteó que hay un problema en “la forma de gobernar” esta pandemia?

-Mira, yo creo que acá lo que ha faltado es potenciar las estrategias básicas. Desde el primer día se dijo que había que aumentar el testeo. Se hizo, pero faltaron las etapas dos y tres: trazar los contactos y aislar. Si uno pregunta cuántos enfermos están efectivamente aislados, no está fácil la respuesta. Eso habla de que no hay un trabajo consistente, sistemático y masivo, y eso puede hacer toda la diferencia en el número de contagios. Los países más exitosos en esto son draconianos. En Corea del Sur no solamente te llaman, revisan dónde compraste con tu tarjeta de crédito, dónde fuiste de acuerdo a las cámaras de seguridad. No estoy diciendo que eso va a ser posible en Chile, pero sí es posible potenciar la trazabilidad con un call center.

Se ha criticado mucho al Gobierno sobre la transparencia de datos. ¿Cuál es su opinión sobre este tema?

-Yo creo que la transparencia no ha sido la adecuada. Basta con decirte que el mejor reporte de la ocupación de camas UCI y de ventiladores en Chile la hace la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva, una asociación gremial de médicos que es privada, y eso es preocupante. Uno debería esperar que las mejores cifras las entregara un reporte del Minsal, pero no es así. Eso habla de poca transparencia, porque el que más maneja información es el ministro, sin embargo, no recibimos una información clara y precisa de él, sino de una asociación gremial de médicos. Eso es bastante decidor


Nos toco la pandemia con el gobierno más incompetente e indolente de la historia.
con los gobiernos anteriores no existiria mayor diferencia.
El problema es que Chile es un país bananero, no desarrollado como nos venden la pomada. Hay mas plata en el estado y en cierto grupo, ademas algunas cosas funcionan mejor, pero la mayoría de la población estamos igual de cagados que los vecinos
 

Bandpass

Plasta
Registrado
2020/04/14
Mensajes
775
SOBRE TRAZABILIDAD DE CASOS DE COVID-19
Dr. Juan Carlos Said: “No hay un trabajo consistente, sistemático y masivo, y eso puede hacer toda la diferencia en el número de contagios”
Por Camilo Espinoza
17 de Mayo, 2020

Si bien el debate ha sido capturado por el eventual colapso de los centros asistenciales, la falta de camas y la urgencia de los ventiladores mecánicos, para el médico internista Juan Carlos Said las respuestas a la crisis están en la estrategia misma del Gobierno. En conversación con The Clinic, el especialista plantea cómo en Chile no se ha cumplido con el ABC base para el control de epidemias, apunta a las deficiencias en la trazabilidad de los casos y la falta de transparencia en las cifras sobre aislamiento de enfermos. “Sin eso, vas a tener continuamente brotes que se van a salir de control”, subraya.

En su cuenta de Twitter, el dr. Juan Carlos Said pareciera que libra una batalla personal para frenar el avance del coronavirus en el país. Para el médico internista y magíster en salud pública del Imperial College de Londres, no basta con tener las cifras más altas de testeos del continente, si el aislamiento de los enfermos es sin supervisión y si tampoco hay un seguimiento efectivo de los contactos que tuvo cada caso confirmado.
Según la Organización Mundial de la Salud, este monitoreo se conoce como trazabilidad y en la Fase 4 de la epidemia consiste en estudios epidemiológicos sobre la base de las personas contactadas por cada enfermo. Hasta ahora, el Ministerio de Salud los identifica como “casos secundarios”, aunque durante esta jornada el ministro Jaime Mañalich dio luces de una nueva definición de “caso confirmado”, incluyendo a aquellos contactos que presentan síntomas respiratorios sin necesidad de hacer PCR.


¿Por qué es tan importante la trazabilidad a la hora de elaborar una estrategia para enfrentar el Covid-19 y por qué cree que Chile está fallando?

-El ABC para controlar la epidemia es diagnosticar, trazar y aislar. Pero Chile sólo se ha enfocado en diagnosticar. Efectivamente hemos aumentado los exámenes de PCR, hay un esfuerzo del Gobierno, eso está bien. Pero estamos fallando en la demora en la entrega de los resultados. Cada contacto hay que ubicarlo rápido, porque cada hora o cada día que se pierde son minutos preciosos, donde ese contacto puede contagiar a más personas. No da lo mismo entregar resultados en cuatro o cinco días. Todos esos días que se pierden son contactos que todavía no se han aislado. Todavía hay enfermos que no saben que están contagiados y su vida la siguen haciendo sin estar tan preocupados.

¿Cómo ha funcionado la trazabilidad en otros países?
-En Wuhan, para siete millones de habitantes, habían nueve mil personas trazando, haciendo llamadas telefónicas para seguir el contacto de los contagiados. En Chile, ese trabajo lo hacen fundamentalmente 50 personas en la Subsecretaría de Salud Pública*. Inglaterra tiene una población de 60 millones de habitantes y van a contratar a 18 mil personas para hacer seguimiento, para que te des cuenta de las proporciones que estamos hablando. En Boston, en el estado de Massachusetts, contrataron mil personas. Esas cifras demuestran la importancia que le dan en otros países del mundo a este tema y eso se traduce que no estamos aislando pronto a los contactos. En los últimos cuatro informes epidemiológicos no se ha reportado cuántos contactos han sido localizados o qué porcentaje de los contactos fue ubicado dentro de las primeras 24 horas. Esos datos no se publican. Hay una opacidad de la información y hay poco personal trabajando en esto.

¿En qué sentido cree que estamos fallando en el aislamiento?

-Solo en uno de los primeros reportes del comité asesor se publicó que el 90% de los pacientes enfermos no estaba haciendo un aislamiento supervisado. Esa cifra no se ha seguido reportando y hoy día no sabemos cuántos enfermos están efectivamente aislados. Esto es clave, sobre todo ahora que la epidemia se ha propagado en sectores muy pobres. A una persona que vive en condiciones de hacinamiento o en una mediagua, decirle que vaya a aislarse a su casa, es un sinsentido sanitario. En todos los países donde se ha logrado un control adecuado se han establecido hoteles sanitarios, como gimnasios, colegios o efectivamente un hotel. Un lugar donde un paciente enfermo puede permanecer 14 días, aislado, en una cama y con un baño, sin contagiar a otras personas. Eso hace toda la diferencia en el control de una epidemia. Después viene tratar, hospitalizar, ventilar.
Patio de urgencias del Hospital San José.

¿Cómo calificaría la estrategia del Ministerio de Salud?
-Yo te diría que estamos teniendo una estrategia río abajo. En salud pública, hablamos de río arriba y río abajo. Imagínate que hay un puente, la gente se está cayendo y en el río se están ahogando personas. Alguien puede decir, vamos y rescatemos a los ahogados. Pero el problema es que el puente está roto y se siguen cayendo personas. ¿Por qué no vamos y reparamos el puente? Nosotros nos hemos enfocado en el río abajo, hemos dicho: ‘ya, salvemos a los ahogados, compremos más ventiladores’, pero esa batalla nunca la vamos a ganar. En el fondo, si no atacamos el problema en su origen, si no reparamos el puente donde se está cayendo gente al río, esto no va a mejorar. ¿Y cómo reparamos ese puente? Ubicando a las personas y aislándolas. Esas dos partes de la estrategia hoy día están fallando.
¿A qué le atribuye que la autoridad no esté considerando esa parte de la estrategia sanitaria? ¿Tiene que ver con el costo? ¿La especialización?

-Yo creo que no es un tema de costo. Para que te hagas una idea, en un call center grande trabajan como 400 personas. Eso es casi 10 veces más las que están trabajando ahora en el Ministerio. No estamos hablando de cosas que son inalcanzables para el país, no es una locura, no es una cosa que no se esté haciendo en el resto del mundo. Esto tiene que hacerse en un rango de miles, no de decenas de personas. Se puede hacer trabajando desde la casa, se puede aumentar el número de personal. Sin embargo, se ha dejado de lado la trazabilidad y la preocupación ha estado todo el tiempo en comprar más ventiladores y camas, lo que está bien, nadie dice que no hay que preocuparse de eso, pero la única forma de volver a la normalidad es que puedas verificar rápido y aislar rápido. Sin eso, vas a tener continuamente brotes que se van a salir de control.

¿Pero por qué cree que no se está considerando esta arista?

No es que el Gobierno no esté haciendo nada, pero creo que la escala del esfuerzo no ha sido la suficiente. Creo que hay una diferencia de la magnitud del esfuerzo. Es cierto que Inglaterra tiene cuatro veces más población que Chile, pero si fuera así, habría contratado sólo a 200 personas. Pero contrataron a 18 mil. No se está desarrollando a la magnitud que se debiera desarrollar.

¿Está de acuerdo con la dra. Siches, quien ayer planteó que hay un problema en “la forma de gobernar” esta pandemia?

-Mira, yo creo que acá lo que ha faltado es potenciar las estrategias básicas. Desde el primer día se dijo que había que aumentar el testeo. Se hizo, pero faltaron las etapas dos y tres: trazar los contactos y aislar. Si uno pregunta cuántos enfermos están efectivamente aislados, no está fácil la respuesta. Eso habla de que no hay un trabajo consistente, sistemático y masivo, y eso puede hacer toda la diferencia en el número de contagios. Los países más exitosos en esto son draconianos. En Corea del Sur no solamente te llaman, revisan dónde compraste con tu tarjeta de crédito, dónde fuiste de acuerdo a las cámaras de seguridad. No estoy diciendo que eso va a ser posible en Chile, pero sí es posible potenciar la trazabilidad con un call center.

Se ha criticado mucho al Gobierno sobre la transparencia de datos. ¿Cuál es su opinión sobre este tema?

-Yo creo que la transparencia no ha sido la adecuada. Basta con decirte que el mejor reporte de la ocupación de camas UCI y de ventiladores en Chile la hace la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva, una asociación gremial de médicos que es privada, y eso es preocupante. Uno debería esperar que las mejores cifras las entregara un reporte del Minsal, pero no es así. Eso habla de poca transparencia, porque el que más maneja información es el ministro, sin embargo, no recibimos una información clara y precisa de él, sino de una asociación gremial de médicos. Eso es bastante decidor


Nos toco la pandemia con el gobierno más incompetente e indolente de la historia.

Esta pidiendo algo que es inconstitucional, no se puede llegar y trazar la posición de las personas, se necesita una orden judicial.


Será un excelente medico y lider de su área pero no tiene puta idea de los derechos de los ciudadanos.
 
Registrado
2019/04/22
Mensajes
1.271
Cauros, tengo que traerme de la pega un notebook y un disco duro interno. Cómo mato el bicho sin pitearme el equipamiento? :ear:
Si un weon con covid tosio encima... La guea puede haber quedado en las rendijas de la ventilacion y/o debajo de las teclas. Asi que lo unico que puedes hacer, si quieres irte a la segura, es poner la guea en una bolsa y esperar 10 dias. Despues limpias con un algodon con harto alcohol, especialmente las teclas....
Si estas muy apurado y tienes pericia, saca las teclas una a una y limpia bien todo y las vuelves a colocar. Si eres manos de hacha, olvidalo y guarda la guea por unos dias.
Pd. Olvidate la cantidad de mierda q se acumula en las teclas, hay mas caca que en la taza del baño
 
Registrado
2020/05/13
Mensajes
65
Esta pidiendo algo que es inconstitucional, no se puede llegar y trazar la posición de las personas, se necesita una orden judicial.


Será un excelente medico y lider de su área pero no tiene puta idea de los derechos de los ciudadanos.
¿Que tiene que ver eso con tener 50 funcionarios trabajando en trazabilidad para todo chile vs 1000 en Boston, 9000 en Wuhan y 18 mil en Inglaterra?

Incompetencia, desidia e indolencia solamente.
 

spyrox

Legionario
Registrado
2004/08/05
Mensajes
14.873
SOBRE TRAZABILIDAD DE CASOS DE COVID-19
Dr. Juan Carlos Said: “No hay un trabajo consistente, sistemático y masivo, y eso puede hacer toda la diferencia en el número de contagios”
Por Camilo Espinoza
17 de Mayo, 2020

Si bien el debate ha sido capturado por el eventual colapso de los centros asistenciales, la falta de camas y la urgencia de los ventiladores mecánicos, para el médico internista Juan Carlos Said las respuestas a la crisis están en la estrategia misma del Gobierno. En conversación con The Clinic, el especialista plantea cómo en Chile no se ha cumplido con el ABC base para el control de epidemias, apunta a las deficiencias en la trazabilidad de los casos y la falta de transparencia en las cifras sobre aislamiento de enfermos. “Sin eso, vas a tener continuamente brotes que se van a salir de control”, subraya.

En su cuenta de Twitter, el dr. Juan Carlos Said pareciera que libra una batalla personal para frenar el avance del coronavirus en el país. Para el médico internista y magíster en salud pública del Imperial College de Londres, no basta con tener las cifras más altas de testeos del continente, si el aislamiento de los enfermos es sin supervisión y si tampoco hay un seguimiento efectivo de los contactos que tuvo cada caso confirmado.
Según la Organización Mundial de la Salud, este monitoreo se conoce como trazabilidad y en la Fase 4 de la epidemia consiste en estudios epidemiológicos sobre la base de las personas contactadas por cada enfermo. Hasta ahora, el Ministerio de Salud los identifica como “casos secundarios”, aunque durante esta jornada el ministro Jaime Mañalich dio luces de una nueva definición de “caso confirmado”, incluyendo a aquellos contactos que presentan síntomas respiratorios sin necesidad de hacer PCR.


¿Por qué es tan importante la trazabilidad a la hora de elaborar una estrategia para enfrentar el Covid-19 y por qué cree que Chile está fallando?

-El ABC para controlar la epidemia es diagnosticar, trazar y aislar. Pero Chile sólo se ha enfocado en diagnosticar. Efectivamente hemos aumentado los exámenes de PCR, hay un esfuerzo del Gobierno, eso está bien. Pero estamos fallando en la demora en la entrega de los resultados. Cada contacto hay que ubicarlo rápido, porque cada hora o cada día que se pierde son minutos preciosos, donde ese contacto puede contagiar a más personas. No da lo mismo entregar resultados en cuatro o cinco días. Todos esos días que se pierden son contactos que todavía no se han aislado. Todavía hay enfermos que no saben que están contagiados y su vida la siguen haciendo sin estar tan preocupados.

¿Cómo ha funcionado la trazabilidad en otros países?
-En Wuhan, para siete millones de habitantes, habían nueve mil personas trazando, haciendo llamadas telefónicas para seguir el contacto de los contagiados. En Chile, ese trabajo lo hacen fundamentalmente 50 personas en la Subsecretaría de Salud Pública*. Inglaterra tiene una población de 60 millones de habitantes y van a contratar a 18 mil personas para hacer seguimiento, para que te des cuenta de las proporciones que estamos hablando. En Boston, en el estado de Massachusetts, contrataron mil personas. Esas cifras demuestran la importancia que le dan en otros países del mundo a este tema y eso se traduce que no estamos aislando pronto a los contactos. En los últimos cuatro informes epidemiológicos no se ha reportado cuántos contactos han sido localizados o qué porcentaje de los contactos fue ubicado dentro de las primeras 24 horas. Esos datos no se publican. Hay una opacidad de la información y hay poco personal trabajando en esto.

¿En qué sentido cree que estamos fallando en el aislamiento?

-Solo en uno de los primeros reportes del comité asesor se publicó que el 90% de los pacientes enfermos no estaba haciendo un aislamiento supervisado. Esa cifra no se ha seguido reportando y hoy día no sabemos cuántos enfermos están efectivamente aislados. Esto es clave, sobre todo ahora que la epidemia se ha propagado en sectores muy pobres. A una persona que vive en condiciones de hacinamiento o en una mediagua, decirle que vaya a aislarse a su casa, es un sinsentido sanitario. En todos los países donde se ha logrado un control adecuado se han establecido hoteles sanitarios, como gimnasios, colegios o efectivamente un hotel. Un lugar donde un paciente enfermo puede permanecer 14 días, aislado, en una cama y con un baño, sin contagiar a otras personas. Eso hace toda la diferencia en el control de una epidemia. Después viene tratar, hospitalizar, ventilar.
Patio de urgencias del Hospital San José.

¿Cómo calificaría la estrategia del Ministerio de Salud?
-Yo te diría que estamos teniendo una estrategia río abajo. En salud pública, hablamos de río arriba y río abajo. Imagínate que hay un puente, la gente se está cayendo y en el río se están ahogando personas. Alguien puede decir, vamos y rescatemos a los ahogados. Pero el problema es que el puente está roto y se siguen cayendo personas. ¿Por qué no vamos y reparamos el puente? Nosotros nos hemos enfocado en el río abajo, hemos dicho: ‘ya, salvemos a los ahogados, compremos más ventiladores’, pero esa batalla nunca la vamos a ganar. En el fondo, si no atacamos el problema en su origen, si no reparamos el puente donde se está cayendo gente al río, esto no va a mejorar. ¿Y cómo reparamos ese puente? Ubicando a las personas y aislándolas. Esas dos partes de la estrategia hoy día están fallando.
¿A qué le atribuye que la autoridad no esté considerando esa parte de la estrategia sanitaria? ¿Tiene que ver con el costo? ¿La especialización?

-Yo creo que no es un tema de costo. Para que te hagas una idea, en un call center grande trabajan como 400 personas. Eso es casi 10 veces más las que están trabajando ahora en el Ministerio. No estamos hablando de cosas que son inalcanzables para el país, no es una locura, no es una cosa que no se esté haciendo en el resto del mundo. Esto tiene que hacerse en un rango de miles, no de decenas de personas. Se puede hacer trabajando desde la casa, se puede aumentar el número de personal. Sin embargo, se ha dejado de lado la trazabilidad y la preocupación ha estado todo el tiempo en comprar más ventiladores y camas, lo que está bien, nadie dice que no hay que preocuparse de eso, pero la única forma de volver a la normalidad es que puedas verificar rápido y aislar rápido. Sin eso, vas a tener continuamente brotes que se van a salir de control.

¿Pero por qué cree que no se está considerando esta arista?

No es que el Gobierno no esté haciendo nada, pero creo que la escala del esfuerzo no ha sido la suficiente. Creo que hay una diferencia de la magnitud del esfuerzo. Es cierto que Inglaterra tiene cuatro veces más población que Chile, pero si fuera así, habría contratado sólo a 200 personas. Pero contrataron a 18 mil. No se está desarrollando a la magnitud que se debiera desarrollar.

¿Está de acuerdo con la dra. Siches, quien ayer planteó que hay un problema en “la forma de gobernar” esta pandemia?

-Mira, yo creo que acá lo que ha faltado es potenciar las estrategias básicas. Desde el primer día se dijo que había que aumentar el testeo. Se hizo, pero faltaron las etapas dos y tres: trazar los contactos y aislar. Si uno pregunta cuántos enfermos están efectivamente aislados, no está fácil la respuesta. Eso habla de que no hay un trabajo consistente, sistemático y masivo, y eso puede hacer toda la diferencia en el número de contagios. Los países más exitosos en esto son draconianos. En Corea del Sur no solamente te llaman, revisan dónde compraste con tu tarjeta de crédito, dónde fuiste de acuerdo a las cámaras de seguridad. No estoy diciendo que eso va a ser posible en Chile, pero sí es posible potenciar la trazabilidad con un call center.

Se ha criticado mucho al Gobierno sobre la transparencia de datos. ¿Cuál es su opinión sobre este tema?

-Yo creo que la transparencia no ha sido la adecuada. Basta con decirte que el mejor reporte de la ocupación de camas UCI y de ventiladores en Chile la hace la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva, una asociación gremial de médicos que es privada, y eso es preocupante. Uno debería esperar que las mejores cifras las entregara un reporte del Minsal, pero no es así. Eso habla de poca transparencia, porque el que más maneja información es el ministro, sin embargo, no recibimos una información clara y precisa de él, sino de una asociación gremial de médicos. Eso es bastante decidor


Nos toco la pandemia con el gobierno más incompetente e indolente de la historia.
Lei hasta The Clinic.
 
Arriba