• ¿Quieres apoyar a nuestro foro haciendo una donación?, entra aquí.

Pico pal que Lee: Pene tallado hace 1700 años tiene un insulto que ha sorprendido a investigadores

Registrado
2008/10/01
Mensajes
7.601


Las obras de culturas como la griega o la romana son constantemente investigada por antropólogos y distintos científicos que se encargan de comprender el significado de los mensajes que dejaron plasmado en distintos espacios.

Uno de los más llamativos consiste en los distintos penes que se encuentran tallados en varias piedras. Según algunas investigaciones, los objetos fálicos eran símbolos de buena suerte o fertilidad.
Sin embargo, ese no es el caso de una figura tallada en una piedra encontrada en Vindolanda, el fuerte romano ubicado al sur del Muro de Adriano, en el norte de Inglaterra.

Insultos ocultos en la piedra
La piedra hallada en ese fuerte romano, además de tener un pene tallado, tenía un insulto que fue descubierto por Dylan Herbert, un bioquímico jubilado de Gales quien señaló que el texto se lee “Secundinues, el cagador”.

En un comunicado resalto lo siguiente:

“Su autor claramente tenía un gran problema con Secundinus y tenía la confianza suficiente para anunciar sus pensamientos públicamente en una piedra. No tengo ninguna duda de que a Secundinus le hubiera gustado menos ver esto cuando deambulaba por el sitio hace más de 1.700 años”.

Los arqueólogos notaron que las letras y el símbolo del pene están profundamente grabados en la piedra dura, lo que sugiere que el antiguo garabato se tomó el tiempo para forjar su trabajo de “arte”, sostiene un medio especializado que dio a conocer la historia.

Lo llamativo de esta pieza es que en Vindolanda, se han descubierto 13 símbolos fálicos, además de documentos manuscritos más antiguos que se conservan en Gran Bretaña. Conocidas como las tablillas de Vindolanda, los documentos consisten en tabletas de hojas de madera del tamaño de una postal inscritas con tinta a base de carbono que datan de los siglos I y II d.C.

Esos documentos revelaron algunos fragmentos sorprendentemente realistas de la vida cotidiana en la Britania romana, incluida una invitación a una fiesta de cumpleaños.

 
Arriba